Consulta con un
Abogado ahora
cara dani

Javier Guzmán

Madrid

Buenos días, intentaron notificar a mi cliente, el problema reside en que no estaba en su domicilio, y la persona que allí se encontraba, su hijo de 17 años no quiso hacerse cargo de aceptar la notificación, en el Juzgado le dan por notificado, pero quiero pedir la nulidad, ¿lo ven viable?

  • CIVIL (Notificaciones)


experto

Daniel Franco

Buenos días, de buenas a primeras siento decirle que según el Art. 161.3 LEC : "Si el domicilio donde se pretende practicar la comunicación fuere el lugar en el que el destinatario tenga su domicilio según el padrón municipal, (...) y no se encontrare allí dicho destinatario, podrá efectuarse la entrega, en sobre cerrado, a cualquier empleado, familiar o persona con la que conviva, mayor de catorce años, que se encuentre en ese lugar, (...) advirtiendo al receptor que está obligado a entregar la copia de la resolución o la cédula al destinatario de ésta, o a darle aviso, si sabe su paradero (...) produciendo todos sus efectos la comunicación así realizada."

Como ve, si el hijo es mayor de 14 años la notificación se da por realizada a todos los efectos legales, pero la misma pasa a depender de la voluntad, o más bien la buena voluntad, del familiar o persona que allí se encuentre, no sería descabellado pensar que un adolescente de 14 años no comunique a su padre la llegada de esa notificación, por miedo o incluso por una discusión reciente entre ambos, típicas de la edad.

Dejando de lado teorías que van más encaminadas a la rama de la psicología, decirle que puede instar una nulidad de actuaciones o incluso un amparo, siempre y cuando justifique la misma razonada y razonablemente, como podría ser alegar vulneración del derecho a la defensa, producida por un hecho no imputable directamente al presuntamente notificado sino a la persona que la recibió por él, a pesar de que, en caso de familiares convivientes, se presume que la misma va a llegar al familiar. 

De todas formas, le diré que su caso, no parece muy favorable a las pretensiones de su cliente.